Planes de Igualdad

En marzo de 2020 entraba en vigor la obligatoriedad de disponer de un Plan de Igualdad y Registro Retributivo para las empresas de más de 150 empleados. Durante 2021 y 2022 se irán sumando más compañías a esta realidad legislativa y social.

Día Internacional de la Mujer  #IWD2021  #InternationalWomensDay

En el artículo 45 de la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la Igualdad efectiva entre mujeres y hombres, se establece que las empresas están obligadas a respetar la igualdad de trato y de oportunidades y deberán adoptar medidas dirigidas a evitar cualquier tipo de discriminación laboral entre mujeres y hombres.

Más allá de la legalidad y de las justas reivindicaciones por parte del colectivo afectado,  son numerosos los estudios que ya han demostrado que las compañías con un mayor número de mujeres en sus puestos directivos resultan más rentables que aquellas que no disponen de ellas. Sin embargo, la brecha salarial o la desventaja en las oportunidades son todavía un handicap para la normalización de la igualdad efectiva de género en el ámbito laboral.

Las compañías con un mayor número de mujeres en sus puestos directivos resultan más rentables que aquellas que no disponen de ellas. Clic para tuitear

Causas y origen de la desigualdad

La desigualdad resulta todavía más evidente cuando se analiza por sectores, como es el caso del tecnológico. Actualmente en mundo en el que las nuevas tecnologías y la digitalización son grandes protagonistas en la actividad económica y empresarial, sigue predominando una importante brecha entre mujeres y hombres: únicamente el 18% de las áreas de tecnología están dirigidas por mujeres.

Los datos del Ministerio de Educación revelan que aunque las mujeres son mayoría en el acceso a estudios universitarios, cada vez son menos las que cursan carreras STEM (ciencias, matemáticas, ingeniería y tecnología).

Una encuesta realizado por la plataforma de empleo Infojobs que analizaba la presencia de las mujeres en los puestos directivos concluía: solo el el 9% de las mujeres trabajadoras admite ocupar un cargo directivo en su empresa. Esta cifra confirma que en los cargos de director de área, miembro del Comité de Dirección, miembro del Consejo Directivo, director general o CEO de las compañías, todavía predomina el género masculino.

Video Historia global de los derechos de las mujeres #IWD2021 #InternationalWomensDay

En el origen de este problema, que no solo afecta a España, distintos estudios como el publicado en la revista Science mostraba que muy pronto las niñas creen estar menos capacitadas que sus compañeros masculinos para desempeñar determinadas tareas. Con la llegada de la adolescencia y la elección de educación superior, solo el 8% de las chicas de 15 años aseguraba querer orientar sus estudios al campo de la Informática, mientras que, en el caso de los chicos, el porcentaje subía hasta el 25%.

Además de los estereotipos y roles culturales y educacionales, la cuestión biológica de la maternidad y la consecuente necesidad de conciliación es también un factor desestabilizador de la ansiada igualdad de género. Según datos de Infojobs, el 47% de las mujeres cree que la maternidad supone un impedimento a sus carreras. Mientras, el 26% de la población activa estima que la falta de medidas de conciliación laboral efectivas son el principal elemento que genera la desigualdad entre hombres y mujeres en las empresas.

De manera general, la brecha entre las aspiraciones de las mujeres y las realidades del mercado laboral significa que aún queda mucho por hacer para lograr un futuro mejor para las mujeres en el trabajo.

Igualdad de género

La brecha entre las aspiraciones de las mujeres y las realidades del mercado laboral significa que aún queda mucho por hacer para lograr un futuro mejor para las mujeres en el trabajo. Clic para tuitear

Un informe de la Organización Internacional del Trabajo y Gallup, basado en una encuesta de 142 países y territorios, muestra que las mujeres quieren trabajar en empleos remunerados, pero sigue existiendo una brecha significativa entre las aspiraciones y la realidad del mercado laboral.

Video ☝ ‘el futuro de la igualdad de género en el trabajo’

Avanzando hacia la igualdad

Es necesario trabajar denodadamente a favor de la diversidad en las empresas. Y una forma efectiva de hacerlo es mediante la implantación de los Planes de Igualdad

Los avances legislativos en materia de igualdad de género, y aquellos que afectan especialmente al ámbito laboral, están produciendo innegables beneficios en imagen corporativa, RSC y Compliance, prevención de conflictos y aumento de la productividad, gracias a la mejora del ambiente en los centros de trabajo. Por otra parte, las nuevas generaciones aportan una nueva visión y una mayor conciencia social. En definitiva, la cuestión forma ya parte del debate para el avance social de las sociedades más desarrolladas

En el camino hacia la igualdad deben implicarse todas las empresas sin distinción de sector, ni tamaño, ni cualquiera otra.  Promover gestos y acciones como el respeto de trato y oportunidades, publicar vacantes de empleo con un lenguaje inclusivo y no discriminatorio, y seguir avanzando en materia de conciliación – horarios flexibles, jornadas intensivas, días extras por paternidad o maternidad o teletrabajo, – posibilitará con el tiempo una igualdad realmente efectiva.