Informe Igualdad laboral

El primer Índice ClosinGap realizado por PwC cuantifica y sigue anualmente la evolución de la igualdad de género en España, midiendo la paridad en cinco categorías: empleo, educación, conciliación, digitalización y salud/bienestar.

¿Qué es ClosinGap?

ClosinGap es un clúster creado en septiembre de 2018 y formado por 12 grandes empresas – Merck, Mapfre, Repsol, Vodafone, Meliá Hotels International, Mahou San Miguel y Solán de Cabras, BMW Group, L’Oréal, PwC, Bankia, Grupo Social ONCE y KREAB – que suman en el mundo alrededor de un millón de empleados.

La misión de  ClosinGap es fomentar la transformación social desde el ámbito empresarial en favor de la igualdad laboral y de oportunidades entre mujeres y hombres, en estrecha colaboración entre los sectores público y privado. Los integrantes de esta iniciativa han unido esfuerzos para trabajar de forma coordinada en el impulso del talento femenino con el fin de reducir, hasta eliminar por completo, las numerosas brechas de género que todavía hoy persisten en la sociedad.

El proyecto ClosinGap

Partiendo de valores como la innovación, el compromiso social, el trabajo conjunto y la sostenibilidad, el proyecto Closin-Gap sirve a un objetivo transversal de contribuir a la equidad y desarrollo económico y social en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), especialmente el 5 “Igualdad de Género” y el 17 “Alianzas para lograr objetivos”.

ClosinGap cuenta con los siguientes ejes estratégicos:

  • Generar conocimiento e impulsar el debate sobre la desigualdad desde una óptica económica, poniendo en primer plano el coste de oportunidad que tiene para la economía y para la sociedad la pérdida de talento femenino ligada a las distintas brechas de género.
  • Ser fuente de innovación en materia de iniciativas empresariales vinculadas al ámbito de la economía y la mujer.
  • Actuar como agente de cambio y transformación social y económica a través de la colaboración público – privada.
La diferencia salarial entre hombres y mujeres se ha estrechado cuatro puntos entre 2015 y 2020. Aún queda un 35,9% de brecha de género que se debe cerrar para conseguir la paridad. Clic para tuitear

Con el objetivo de crear un indicador de referencia que permita cuantificar y seguir anualmente la evolución de la igualdad de género en España, ClosinGap ha desarrollado en este informe, de la mano de PwC, el primer Índice ClosinGap.

Se trata de un nuevo indicador que mide la paridad en cinco grandes categorías – Empleo, Educación, Conciliación, Digitalización y Salud y Bienestar – consideradas áreas prioritarias y críticas a reforzar.

Estas cinco categorías, que están interrelacionadas unas con otras, están compuestas a su vez por 28 variables que miden las desigualdades de género más relevantes y que son clave en el desarrollo personal y profesional de una sociedad.

Descargar Informe

Principales resultados del informe

La diferencia salarial entre hombres y mujeres se ha estrechado cuatro puntos entre 2015 y 2020, y en nuestro país todavía queda un 35,9% de brecha de género que se debe cerrar para conseguir la paridad.

En algunos aspectos como la conciliación la brecha alcanza el 56%, y de mantenerse la tendencia de los últimos cinco años, no cerraríamos esta brecha de género hasta el año 2055, por lo que necesitaríamos 35 años para alcanzar la igualdad.

En resumen, los datos obtenidos en el Índice ClosinGap ponen de manifiesto cinco conclusiones generales que se verán detalladamente en cada una de las categorías:

1. EMPLEO: Las mujeres cada vez participan más en el mercado laboral y durante más años, pero continúan trabajando menos horas y con un menor salario que los hombres, lo que se refleja en pensiones de jubilación más bajas. Además, aún queda mucho camino por recorrer en cuanto a mujeres en posiciones de liderazgo y toma de decisiones.
2. EDUCACIÓN: Las mujeres cuentan con mayor educación universitaria que los hombres, pero son ellos los que predominan en carreras técnicas.
3. CONCILIACIÓN: Las mujeres asumen la mayor parte del trabajo no remunerado lo que repercute en unas tasas de inactividad y parcialidad laboral más elevadas.
4. DIGITALIZACIÓN: A pesar de que apenas se aprecian diferencias en el uso de nuevas tecnologías a nivel usuario entre hombres y mujeres, el porcentaje de mujeres especializadas en TIC en el mercado laboral es aún muy bajo.
5. SALUD Y BIENESTAR: Las mujeres viven más años, pero con peor salud y calidad de vida que los hombres.

El Índice apunta a que esta brecha se ha estrechado cuatro puntos en el periodo 2015 – 2020, por lo que, si se mantiene la tendencia de estos últimos cinco años, España no alcanzará la paridad de género hasta el año 2055.

El PIB podría haber sido hasta un 18,5% superior en 2019 de haber existido una absoluta igualdad entre géneros. Clic para tuitear

Es preciso erradicar todas las desigualdades en el mercado laboral y evitar de esta manera la menor participación de las mujeres en el mundo laboral como consecuencia de que trabajan menos horas debido a su mayor presencia en puestos a jornada parcial y la sobrerrepresentación femenina que existe en los sectores económicos menos productivos que tienen un impacto tan negativo en la economía.

Todas esas circunstancias hacen que las mujeres, a pesar de representar el 51,4% de la población activa, solo contribuyan a un 41,5% del PIB. Ante este contundente dato, el informe profundiza en la repercusión que tendría en la economía cerrar estas brechas del mercado laboral, llegando a la conclusión de que reportaría un incremento de 230.847 millones de euros, esto es, un 18,5% del PIB de 2019.